viernes, 9 de mayo de 2008

Donde la ley no llega



Donde la ley no llega, Punto Rojo, nº 457, Bruguera, Barcelona, 1971. Portada de Jorge Núñez.
Novela de timadores y chantajistas que empieza en Buenos Aires, cuando asistimos al timo que lleva a cabo Milton Burns al conseguir una indemnización millonaria de un concesionario de coches. El capítulo segundo nos presenta a Myriam Vandorf, una chica rica arruinada que urde un brillante timo en Florida. Camino de Europa, Burns se sienta al lado de Vandorf y le descubre que sabe sus secretos de timadora proponiéndole una asociación delictiva. Se desplazan a Saint Moritz donde Vandorf seduce a un jugador de fútbol, Giano Gruber y se casan. Al poco tiempo Burns convence a Gruber para que firme un seguro de vida y poco después lo mata.
Myriam Vandorf, a pesar de cobrar la póliza -cuya mitad se queda Burns- declara odio erterno a Burns, quien aún quiere cometer alguna estafa asociado a ella. Vandorf se va a Nueva York a buscar un matón que elimine a bBrns y en una trifulca callejera conoce a Tony Jackson, autor de novelas policíacas; en realidad es un agente del FBI que estaba sobre la pista de los dos delincuentes y consigue convencerla para que le contrate como secretario personal.
La acción se desplaza a Marsella, donde Burns chantajea a Vandorf para que cometa una última estafa, en la que se implica a otro jugador de fútbol, Roger Vanel. Vandorf contacta con el hermano del jugador, el paradelincuente Marc Vanel, quien a su vez contacta con los hermanos Plessis -Jo, Bebert y la bella Dedé-, un extraño trío feliz de delincuentes que viven en una pequeña isla cerca de Marsella . Estos secuestran a Burns y le roban un peligroso documento que compromete a Vandorf. Ésta paga un cifra astronómica por él y cuando se decide a matar a Burns -estaba encerrado en la casa de los Plessis- aparece Jackson que le indica la necesidad de entregarse a la justicia. Así lo hace, condenan a muerte a Burs, condenan a pocos años de prisión a Vandorf y al final se casa con Jackson.
Una novela algo irregular pero interesante por el aire cosmopolita -Buenos Aires, Miami, Nueva York, Berna, Marsella- por el inicio de la novela -género de timadores de altos vuelos-, por la amoralidad que flota en toda la novela -identidad de Burns, actuación victoriosa de los hermanos Plessis, tortura cruel y brutal de Vandorf sobre Burns-, ubicación en Marsella -ciudad que conoce y donde, cómo no, hay una referencia a los corsos- y la presencia del protagonista escritor de novelas policíacas. Curioso el mundo del fútbol y la referencia a Suiza como país importante en este deporte así como la descripción de un partido en Berna.

2 comentarios:

LEOFUMOPIO dijo...

Futbol, mujeres y estafadores brillante mezcla.
La portada esta muy buena.
Quien es el autor.
Saludos.

soldevilla dijo...

La portada es de Jorge Núñez; incorporo el dato en la ficha inicial del libro